lunes, 14 de diciembre de 2009

LA CRISIS AZOTA AL MEDIO AMBIENTE

¿Qué son “Las Tablas de Daimiel”?

Las Tablas de Daimiel son un Parque Nacional que se encuentra situado en los términos municipales de Daimiel y Villarrubia de los Ojos, en la provincia de Ciudad Real, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha y que además forma parte de la Reserva de la Biosfera “La Mancha Húmeda”.

¿Qué es una “Reserva de la Biosfera”?

En 1970 la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) que es un organismo especializado de las Naciones Unidas con el objetivo de contribuir a la paz y a la seguridad en el mundo, inició el proyecto "el hombre y la biosfera", que tenía como objetivo conciliar la mentalidad y el uso de los recursos naturales, aplicando el concepto de desarrollo sostenible. Como parte de ese proyecto se seleccionarían áreas geográficas representativas de los diferentes hábitats del planeta, abarcando tanto ecosistemas terrestres como marítimos. Esas áreas se conocen como reservas de la biosfera.

Las reservas de la biosfera están reconocidas internacionalmente, pero no están cubiertas ni protegidas por ningún tratado internacional y se seleccionan por su interés científico. La función principal de estos espacios es la conservación y protección de la biodiversidad.

¿Por qué “Las Tablas de Daimiel” son una “Reserva de la Biosfera”?

Las Tablas de Daimiel tienen una gran riqueza ecológica debido a que dos ríos que confluyen en él tienen distinta salinidad. Mientras que el agua del acuífero 23, o lo que es lo mismo, la del Guadiana, es completamente dulce, la del Cigüela es salina, lo que crea un paraíso para diferentes tipos de fauna y flora. Las Tablas son el último representante de un ecosistema denominado tablas fluviales que se formaban por los desbordamientos de los ríos en sus tramos medios.

El agua dulce del Guadiana favorece el crecimiento de marjales de carrizo, mientras que el agua salobre del Cigüela favorece el crecimiento de la vegetación palustre, principalmente la masiega. La vegetación predominante es la palustre. En la fauna migradora sobresale la garza imperial, la garza real, el pato colorado etc. En la primavera y el verano se pueden encontrar anfibios y reptiles como la rana, el sapo, la salamandra, y las culebras de agua. De los mamíferos cabe destacar el zorro, la nutria, así como los que viven en las proximidades: conejos, liebres, comadrejas o jabalíes.



¿Cuál es el PROBLEMA de “Las Tablas de Daimiel”?

En estos años se ha producido y se está produciendo una sobreexplotación de los recursos hídricos que ha ido provocando un desembalse importante del acuífero. Esto ha desencadenado un descenso del nivel freático, y la principal consecuencia fue la anulación de las descargas naturales. La sobreexplotación de los recursos hídricos dejó al Parque Nacional con mucha menos agua de la que tenía en un principio. La turba formada por la putrefacción y la carbonificación, comenzó a secarse hace más de 5 años, encogiéndose y agrietando el terreno, entrando así el oxigeno por las grietas y oxidándola[]. Esta oxidación provoca una reacción química que produce elevadas temperaturas y finalmente la turba acaba entrando en autocombustión. El incendio subterráneo se detectó el 26 de agosto de 2009 y actualmente la situación es muy grave.[] Un incendio de esta forma es muy difícil de controlar.

Actualmente el incendio sigue activo, y en los días de frío pueden verse algunas fumarolas salir del suelo. Lo peor de las Tablas de Daimiel no es la sequía, ni tampoco los incendios, que son dos graves problemas, sino lo que éstos desencadenan: la pérdida de las propiedades del suelo, la pérdida de la fauna, la flora..

¿Cuáles son las posibles SOLUCIONES?

Hay que poner una serie de soluciones[][][][] como, por ejemplo un trasvase de agua desde el Tajo a través del Cigüela. Este problema ha llevado a los encargados del parque a transportar dos grandes tuberías que inunden el suelo del parque, pero éstas parecen más que insuficientes. También se intenta aplastar la turba con grandes palas para cerrar las grietas y evitar así que siga oxidándose. Otra de las soluciones, es la de comprar las fincas de los alrededores del parque para que se evite así, que siga la sobreexplotación del acuífero, aunque este gasto de dinero podría ahorrarse con la ayuda de los ganaderos.

Quizá ya sea tarde para aplicar soluciones pero toda ayuda para recuperar un lugar tan especial como éste es poca. Digo que puede ser tarde porque aunque se haga un trasvase, el suelo de las tablas actuará como una esponja. Lo que es incomprensible es que esto haya llegado hasta tal punto sin que nadie haya hecho nada hasta ahora.

Autores: Angel Victorio y Javier Francia de 4º ESO - B


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada