lunes, 18 de mayo de 2009

T.I.C.

No, no estamos hablando de los movimientos involuntarios de tipo nervioso, aunque algunas personas lo utilicen de manera compulsiva.
Las tecnologías de la información y la comunicación, abreviadamente TIC, están contribuyendo de manera importante al desarrollo de nuestra civilización, pero como todo avance tecnológico y científico tiene sus pros y sus contras.
Los beneficios van inscritos en los propios términos INFORMACIÓN y COMUNICACIÓN; es decir favorecen y facilitan el intercambio de infinita cantidad de información y la transmisión de ésta por distintas vías a la velocidad de la luz.
El problema viene cuando se hace un uso inapropiado de esta información, o sencillamente esta información llega al lugar o en el momento inapropiados o a las personas inapropiadas o cuando esta información está manipulada, sesgada o desvirtuada.
Las nuevas tecnologías están creando una nueva realidad la Realidad virtual, la cual nos puede hacer disfrutar una nueva vida: la “VIRTUAL”, pero que también puede alejarnos o crearnos conflictos con la VIDA REAL . Véase la película futurista:
Matrix (trilogía) , en la que se plantea en forma de “ciencia ficción” entre otros este problema.
El ordenador, Internet, la telefonía móvil, las redes de comunicación rápidas, etc, nos acerca tanto a los demás que ya solo nos falta oler su aliento (todo se andará). Pero además muchos también se acercan a nosotros y eso es bueno si son amigos o gente de buena fe, pero no lo es tanto cuando éstos son gente de mala fe o gente sin escrúpulos, que por desgracia la hay y se aprovechan especialmente de esta circunstancia.


De manera que tenemos en nuestros aparatos de comunicación un Caballo de Troya. en potencia; es decir un artilugio en el que tienen cabida aquellos que tratan de invadir nuestra intimidad o tratan de manipular nuestra vida con informaciones que sean tendenciosas.
Cada vez se oyen más casos de personas víctimas de delitos informáticos, algunos muy llamativos, como los que atentan contra la intimidad y la dignidad con vídeos publicados en portales muy conocidos o de chantajes de publicarlos.
Pero, a veces “Internet” puede convertirse en una red más parecida a la de una araña esperando a atrapar presas incautas, como son el caso de miles de personas con problemas de adicción a portales de temáticas muy diversas.




Por: Manuel Montes González
Profesor de Tecnología .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada