domingo, 8 de marzo de 2009

TALLER DE INVENTOS

Muchos hombres y mujeres a lo largo de la historia han sido víctimas de la discriminación racial y sexual, a pesar de haber contribuido con sus inventos a la mejora de la calidad de vida del ser humano. Algunos ejemplos son: Garret Morgan y Sybilla Masters.


¿Sabes quién invento el semáforo?

Garret Morgan, un afroamericano (nacido en Kentucky, EE.UU., en 1877), inventó el sistema automático de señales de tránsito en 1923. Morgan, el séptimo de 11 hermanos, sólo tenía una educación escolar elemental, pero era extremadamente inteligente. Comenzó su vida laboral como técnico de máquinas de coser y rápidamente inventó un sistema para perfeccionar las máquinas, que vendió en 1901 en menos de 50 dólares. Morgan también inventó la primera máscara de gas en 1912, por la que obtuvo una patente del gobierno norteamericano. Seguidamente puso una compañía para fabricar las máscaras. El negocio inicialmente fue bueno, sobre todo durante el Primera Guerra Mundial, pero cuando sus clientes descubrieron que él era negro, las ventas empezaron a disminuir. Morgan intentó engañar a sus clientes racistas inventando una crema que se aplicaba para alisar el pelo y pasar como un indio de la reservación Walpole, en Canadá. Murió en 1963, a los 86 años. Morgan es solo un ejemplo de un hombre víctima del racismo.


¿Sabes qué tienen en común los siguientes objetos tecnológicos?



El limpiaparabrisas, el corrector blanco de errores en papel, el serrucho circular, el lavaplatos, la tabla de planchar,…Todos fueron inventados por mujeres. Estos son solo una pequeña muestra, ya que muchos grandes inventos que disfrutamos hoy fueron ideados por mujeres. Probablemente, muchos más de los que nunca llegaremos a saber. Esto se debe a que en el pasado, muchas mujeres no podían patentar sus inventos con su nombre. Hasta 1800 las leyes de Estados Unidos prohibían que las mujeres fueran dueñas de propiedades o que firmaran contratos con su nombre. Por eso motivo sus pertenencias estaban bajo el nombre del padre o esposo. Por ejemplo, se cree que Sybilla Masters fue la primera mujer inventora en Estados Unidos. En 1712 inventó un molino de maíz, pero no pudo patentarlo por ser mujer. Tres años más tarde, finalmente pudo patentarlo con el nombre de su esposo.

Ya en la actualidad, tres mujeres españolas galardonadas en recientes ediciones del Salón Internacional de Invenciones Técnicas y Productos Nuevos de Ginebra:

-Yolanda Chia, por su biberón desechable Bibebrik, que permite alimentar al bebé con ‘total higiene’ en situaciones en las que se está fuera del hogar, como por ejemplo, durante un viaje. Asimismo, se puede utilizar para alimentar a bebés en catástrofes y en proyectos de ayuda al desarrollo en países del tercer mundo, en donde es muy difícil esterilizar los biberones.

-Lourdes Gramage, una jeringuilla auto-destruible que resulta imposible reutilizar; el producto consiste en un sencillo sistema por el que dos aros en el cuerpo interno del instrumento quedan ensamblados.

-Ana Tabuenca, un ‘microrefrigerador’ utilizado para el transporte de obras de arte, y que también podría desarrollarse para su aplicación en el transporte de órganos en medicina u otro material especialmente sensible.


Fuentes: http://www.megalink.com/USEMBLAPAZ/IRCg/BHistory200611.htm , Web sobre inventores afroamericanos.

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_3244000/3244000.stm , artículo muy interesante “El legado de las inventoras”.


Mª Cándida Alcaide Barba

Profesora de Tecnología

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada